Ajustan a la baja crecimiento para 2017

Redacción Marmor 10/11/2016 8:01
Especial

Ciudad de México.- Comenzó la ola de recortes al pronóstico de crecimiento de la economía mexicana, ante la inminente llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos.

Banorte dio el tijeretazo inicial y redujo su previsión de crecimiento a la mitad, de 2.3% a sólo 1.1% para el siguiente año y si se cumple, va a significar la menor expansión del Producto Interno Bruto (PIB) desde la crisis de 2009, cuando entonces se registró una caída de 4.7%.

Después de la modificación, Banorte se convirtió en el participante más conservador del mercado para 2017.

Alejandro Cervantes, economista senior de la institución, opinó que la presidencia de Donald Trump implica menor crecimiento por la incertidumbre sobre el crecimiento en Estados Unidos y las medidas que puede adoptar contra la relación con México.

El primer impacto sobre el crecimiento será en la primera mitad de 2017, mediante el deterioro significativo de la confianza de empresarios y consumidores, que incluso puede propiciar una contracción de la actividad económica, anticipó.

“Seguramente otras instituciones financieras también van a comenzar a recortar sus previsiones de crecimiento económico”, consideró Cervantes.

CitiBanamex bajó de 2.3% a 1.8% su estimación de crecimiento económico para el próximo año.

Ernesto Revilla, director de estudios económicos de la institución, expuso que la incertidumbre sobre los efectos directos de un mayor proteccionismo por parte de Estados Unidos puede afectar los flujos de inversión a México y elevar los costos de transacción en el sector manufacturero.

Sin embargo, reiteró que mayores tarifas a las importaciones mexicanas pueden ser compensadas por la depreciación del peso frente al dólar.

Ayer, el dólar se terminó vendiendo a 20.15 pesos en ventanillas de CitiBanamex y Santander, un repunte de 1.40 unidades con relación al martes.

El 81% de las exportaciones de México se dirigen a Estados Unidos, mientras 46% de las importaciones provienen del país vecino.

México logró un superávit comercial de 89 mil 661 millones de dólares con la Unión Americana entre enero y septiembre. Desde 1995 registra saldos a favor con ese país.

El gigante estadounidense J.P. Morgan bajó de 2.2% a 1.8% su proyección de crecimiento económico para México en 2017 y además recortó de 2.3% a 2.2% el correspondiente a este año.

De acuerdo con Gabriel Lozano, economista en jefe para México de J.P. Morgan, la incertidumbre sobre Trump va a impactar inmediatamente la actividad económica nacional.

“Es demasiado pronto para decirlo, pero creemos que México va a enfrentar obstáculos importantes el próximo año, debido a la creciente incertidumbre económica y el sentimiento de los inversionistas”, comentó.

Dijo que además del impacto comercial, la incertidumbre afectará el ánimo de consumidores y empresarios.

“La inversión (en México) ya enfrenta viento en contra este año y se va a intensificar en 2017”, alertó Lozano.

Las nuevas previsiones de los tres grupos financieros se salen del pronóstico de la Secretaría de Hacienda y el Banco de México (Banxico), de un rango de 2% a 3% para el siguiente año.

Multiva y Vector no han revisado la proyección de crecimiento tras la victoria de Trump, pero ambas vaticinan un ritmo menor a 2% para 2017.

Luis Adrián Muñiz, subdirector de análisis de Vector, comentó que va a disminuir su estimación en las siguientes semanas, pero después de conocer las políticas del próximo presidente de Estados Unidos.

Guillermo Aboumrad, director de estrategias de mercado de Finamex, está revisando su escenario base, el cual dependerá del plan fiscal, la política comercial y la relación bilateral entre México y Estados Unidos.

Mayores tasas e inflación. En J.P. Morgan ven más probabilidades de que Banxico suba 50 puntos base la tasa de referencia antes de terminar este año, porque la autoridad tiene como prioridad mantener ancladas las expectativas de inflación.

En Banorte esperan que la autoridad suba 150 puntos base la tasa de interés referencial antes de finalizar 2016 para así pasar de 4.75% a 6.25% anual, lo que va a implicar el mayor nivel en casi ocho años, desde abril de 2009.

Cervantes anticipó que la inflación va a resentir un mayor traspaso de la depreciación cambiaria y se puede ubicar entre 4% y 5% anual en 2017, por arriba del rango objetivo del Banxico.

Banorte modificó de 18.50 a 21.50 pesos el pronóstico para el precio del dólar al mayoreo para el cierre de 2016 y de 19.80 a 23.50 unidades para 2017.

Cervantes ve probable que Trump imponga un impuesto al envío de remesas de entre 10% y 15%, lo que afectará el gasto de los hogares mexicanos que perciben este ingreso, aunque en un escenario más realista, considera posible que la nueva administración no limite el tránsito de envíos.

Notas Relacionadas

Comentarios