Construcción de una agenda nacional LGBTTTI

Gerardo A. Herrera Pérez 12/10/2017 12:44
Archivo

Interesante la participación del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) en el Foro “Fortalecimiento de liderazgos jóvenes LGBTI: una agenda en común para la reducción de la violencia y discriminación por orientación sexual, identidad y expresión de género y VIH en México”, mismo que es financiado por Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el SIDA (Censida).

El Foro abrazo a jóvenes del llamado acrónimo LGBTTTI de todo el país, cuya finalidad es eliminar la discriminación basada en la orientación sexual, identidad o expresión de género, así como hacia personas que viven con VIH.

El evento no es menor, toda vez que hasta el 10 por ciento de la población vive con una orientación sexual, identidad o expresión de género, distinta a la hegemónica, la heterosexual. Situación que como minoría ha tenido que padecer por siglos la exclusión y los procesos naturalizados de diferencia de trato social y desde luego la violencia por prejuicio y los llamados crímenes de odio por homofobia, bifobia, la lesbofobia y la transfobia, y para aquellas personas que viven con VIH.

Si bien, hay que reconocer que existen avances en la agenda de las poblaciones LGBTTTI esta es desigual y desarticulada en México, mientras algunas Entidades cuentan con avances significativos, otros tienen aún inercias patriarcales y de poder que no permiten avanzar.

Sin embargo es de reconocer que a nivel federal ya se cuenten con algunos instrumentos de atención a población LGBTTTI en la Secretaria de Salud, en la Procuraduría General de la República, la CEAV, así como la Secretaria de Relaciones Exteriores.

Este esfuerzo, se planteó trabajar con personas jóvenes, para fortalecer los liderazgos locales y emprender acciones de colaboración con otros segmentos de población que igualmente están siendo discriminadas y violentadas en sus derechos humanos.

Esperamos que los trabajos realizados permitan lograr sus objetivos, y que pronto se tenga una agenda nacional LGBTTTI, sin tintes partidistas, ni electorales y con una clara visión de coadyuvancia entre grupos sociales de diferentes expresiones y movimientos con agendas incluyentes.

Esta realidad requiere de seguirse trabajando, los movimentos sociales no pueden ir solos, tienen que acompañarse de otros movimientos sociales que demandan mismas agendas públicas.

Notas Relacionadas

Comentarios

Comments are closed.