El frío bate récords en Rusia y Alemania

Especial 07/01/2017 11:27
Especial

Copenhague.- Intensas nevadas y temperaturas gélidas barrían el continente europeo, causando muertes, cancelando vuelos y, en el caso de Turquía, paralizando los transbordadores.

Al menos de 10 personas han muerto de frío en Polonia en los últimos días, según la prensa local, y en Bélgica un hombre murió el sábado al patinar su camión sobre hielo en la carretera.

A su vez, Rusia vivió hoy el día de Navidad más frío en más de un siglo con temperaturas que rondaron los 30 grados centígrados bajo cero en Moscú, lo que ha obligado a las autoridades de la capital rusa a tomar medidas para evitar congelaciones entre fieles y viandantes.

Según el Centro Meteorológico Fobos, los 29.9 grados que los termómetros marcaban esta madrugada en el norte de Moscú fueron el indicador más bajo en un 7 de enero desde finales del siglo XIX.

En la región que rodea la capital las temperaturas descendieron hasta los 32 y 33 grados bajo cero, cifras más propias de Siberia que del corazón de la parte europea de Rusia en estas fechas.

El día de Navidad más frío en los anales de la historia de los registros meteorológicos en este país tuvo lugar el 7 de enero de 1891, cuando el mercurio bajó hasta los 34.8 grados.

La bajada de las temperaturas coincidió anoche con la misa del Gallo y hoy con la Navidad ortodoxa, por lo que las autoridades locales decidieron movilizar 130 autobuses para que los fieles se resguarden del frío frente a los principales templos de la ciudad, en particular la Catedral de Cristo Salvador.

Las temperaturas en la capital rusa comenzaron a bajar repentinamente a mediados de la semana y lo seguirán haciendo el domingo, cuando se espera que marquen hasta 35 grados bajo cero, tras lo que ascenderán gradualmente.

Tradicionalmente, el invierno ruso alcanza su punto álgido en la segunda mitad de enero y el mes de febrero, cuando se registran las temperaturas más bajas del año.

En Alemania, los termómetros marcaron temperaturas de hasta 31 grados centígrados bajo cero y la ola de frío cubrió de hielo especialmente el norte del país, causando múltiples accidentes.

En la localidad de Marienberg-Kühnhaide, en la región oriental de Sajonia, se registraron 31.4 grados bajo cero, mientras que en Baviera, en las localidades de Reit im Winkl y Schorndorf, el mercurio bajó hasta los -26 grados.

Los datos marcaron un récord en lo que va del invierno.

El frente frío apodado ‘Axel’ trajo consigo precipitaciones que cubrieron con una capa de hielo las carreteras y aceras, convirtiéndolas en verdaderas pistas de patinaje.

En las alturas, la nieve se acumuló para alegría de muchos que aprovecharon el fin de semana para ir a esquiar.

La mitad norte del país se vio especialmente afectada por el hielo.

En Hamburgo, los bomberos acudieron unas 50 veces en dos horas al auxilio de personas que se habían resbalado y sufrieron fracturas, cortes y contusiones.

Para comienzo de semana se espera una subida de las temperaturas, con excepción del este y el sureste del país, donde continuarán las heladas.

En Grecia, las temperaturas cayeron a 7 grados centígrados bajo cero en Salónica, la segunda ciudad del país, y se pronosticaba 10 grados bajo cero, según el Servicio Meteorológico noruego.

Varias islas griegas, conocidas por su clima soleado y cálido, sufrían heladas bajo el manto de nieve.

El ministro de Migración griego, Yannis Muzalas, aseguró hoy que el Gobierno ha completado la adaptación térmica de los campos de refugiados del país y que por tanto ya no hay “refugiados o migrantes viviendo en el frío”, en un invierno que está siendo excepcionalmente crudo.

En Holanda, las heladas y la nieve de las últimas horas han provocado unos 200 accidentes de tráfico.

Las autoridades locales informaron que en algunos tramos de carretera no se puede conducir a más de 50 kilómetros por hora, reportó la cadena pública neerlandesa NOS.

A primera hora de la mañana el servicio holandés de tráfico contabilizó unos 200 accidentes a causa del aguanieve y la nieve, con algunos heridos con colisiones.

Las carreteras eran especialmente resbaladizas al principio de la noche en la parte más occidental del país, un problema que a medida que avanzaba la madrugada se extendió a las regiones de Utrecht, Holanda Septentrional, Friesland y Flevoland.

El servicio holandés de meteorología ha activado el código naranja por las condiciones climáticas, ya que gran parte del país está bajo la nieve o el hielo.

Las temperaturas oscilan entre los 2 y los 3 grados centígrados bajo cero.

En Hungría, el frío ha causado la muerte de 80 personas desde finales de diciembre, frente a los 45 fallecimientos por hipotermia en el mismo periodo del año anterior, informó hoy la ONG Foro Social Húngaro (MSZF).

El Servicio Nacional de Meteorología (MET) declaró la alerta por frío extremo en 5 provincias de las 19 del país para hoy, a lo que se sumarán vientos helados de hasta 90 kilómetros por hora.

A su vez, la nieve paralizó la capital turca, Estambul, y la aerolínea nacional Turkish Airlines canceló más de 650 vuelos.

La agencia noticiosa estatal Anadolu informó que el estrecho del Bósforo a través de la ciudad más grande del país estaba cerrado al tráfico de transbordadores por la densa niebla y las fuertes nevadas que se registran en las últimas horas.

La agencia noticiosa privada Dogan informó que una de las autopistas principales se había convertido de hecho en una playa de estacionamiento donde los conductores abandonaban sus autos y optaban por regresar a casa a pie en lugar de vérselas con los remolinos de nieve y el hielo en el pavimento.

Con información de EXCELSIOR

Notas Relacionadas

Comentarios