Murió la historiadora y crítica de arte Teresa del Conde

Especial 17/02/2017 8:13
Especial

Ciudad de México. La historiadora y crítica de arte, docente, autora y coautora de más de 40 libros, ex funcionaria del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), articulista de La Jornada, miembro del Instituto de Investigaciones Estéticas (IIE), de la Universidad Nacional Autónomo de México (UNAM), quien acuñó el término “generación de la ruptura”, Teresa del Conde Pontones falleció este jueves a las 20:38 horas en su casa a consecuencia de un infarto cerebral.

Recién el pasado 12 de enero cumplió 82 años. Sus restos serán velados en la funeraria García López de San Jerónimo a partir de las 10 de la mañana del viernes y sus restos serán cremados.

Nacida el 12 de enero de 1935 en la Ciudad de México, la intelectual mexicana recibió una buena formación académica desde sus primeros años. En la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la UNAM cursó la licenciatura, maestría en historia del arte y doctorado. De hecho, Las ideas estéticas de Freud, en su mayor parte, corresponde a la tesis con la que optó al grado de doctor en historia.

Miembro de número tanto de la Academia de Artes como de la Academia Mexicana de la Historia, Del Conde recibió varias distinciones: Premio Nacional de Crítica de Arte ‘Luis Cardoza y Aragón’, 2002; Medalla de Oro del INBA, 2008; Premio UNAM, 2010, y Reconocimiento Sor Juana Inés de la Cruz, por contribución sobresaliente al cumplimiento de los altos fines universitarios, 2015.

Entre sus libros destacan: Julio Ruelas y Frida Kahlo (ambos de 1976); Un pintor mexicano y su tiempo. La Ruptura (1979); Francisco Toledo (1980); Frida Kahlo. La pintora y el mito (1993); ¿Es arte? ¿No es arte? (1998); Una visita guiada. Breve historia del arte mexicano del siglo XX (2000); Voces de artistas (2005); El viaje a la montaña. Un ensayo crónica (2006); Derroteros. Manuel Felguérez (2009), y Las escaleras de Tamayo (2011).

En su colaboración Crítica de arte I (La Jornada/19-VII-2016) Del Conde dijo participar, al igual que el pensador italiano Lionello Venturi del supuesto de que “es necesario vivir el arte que le es a uno contemporáneo para medio intuir el de otras épocas, porque vemos con los ojos actuales. No vamos a ver pinturas de Rafael Sanzio o el Codice borbónico con ojos de los siglos XV o XVI, sino los que miramos ahora, que pasaron por la transvanguardia de Acchile Bonito Oliva y también por los múltiples productos creativos que se exhiben en los museos de arte moderno y contemporáneo o de artes y artesanías regionales”.

Con información de La Jornada

Notas Relacionadas

Comentarios

Comments are closed.