Ordenan 14 años de cárcel para opositor Leopoldo López

Excélsior 11/09/2015 11:22
Opositor-Leopoldo-Lopez-seguira-detenido
Redacción Marmor

El dirigente opositor venezolano Leopoldo López fue declarado culpable y condenado a casi 14 años de prisión por hechos de violencia tras una manifestación antigubernamental el 12 de febrero del año pasado.

López fue acusado de provocar incidentes violentos en un discurso ese día, aunque, según la oposición, el amotinamiento de la multitud se debió al asesinato de un joven opositor por miembros del servicio de inteligencia gubernamental.

La condena impuesta por la juez 28 de Juicio de Caracas, Susana Barreiros,  fue de 13 años, nueve meses, siete días y 12 horas de cárcel, luego de una tensa espera de hora y media en el último día de juicio. El proceso de varios meses a López y tres estudiantes.

La lectura de la sentencia terminó con un día de argumentos finales y tensas situaciones fuera del Palacio de Justicia de la capital venezolana, donde se denunciaron “agresiones” de elementos gobiernistas contra miembros de la oposición y periodistas.

López es considerado como uno de los principales líderes de la oposición venezolana y su sentencia asegura su eliminación de la política activa, aunque no su desaparición como símbolo.

De acuerdo con fuentes del Ministerio Público citadas por la prensa local, la juez ordenó que el exalcalde de Chacao, cumpla su condena en la cárcel militar de Ramo Verde (Los Teques), donde se encuentra desde que se presentó el 18 de febrero de 2014.

Junto con él fueron sentenciados los estudiantes Cristian Holdack, Ángel González y Demián Martín. Holdack fue condenado a 10 años de prisión, pero la juez  mantuvo una “medida humanitaria” que desde hace meses le permitirá cumplir su castigo en casa.

González y Martín, por su parte, fueron sentenciados a condenas de cuatro años de cárcel, un límite menor al mínimo legal para entrar en prisión.

El proceso, que incluyó 56 audiencias, fue repetidamente cuestionado en Venezuela y en el extranjero.

Los defensores de López alegaron que se les impidió presentar pruebas para probar la inocencia del político. Varios organismos y personajes internacionales pusieron en duda también la integridad del juicio, por considerar que hubo falta de garantías y violación al debido proceso.

Ese día, una multitud de opositores incendió el edificio sede de la Fiscalía, así como seis vehículos de los cuerpos de investigaciones penales y criminalísticas, además, hubo 43 muertos durante las semanas siguientes.

La versión de la oposición dice que no fue el discurso de López lo que provocó la violencia sino la muerte del joven Bassil da Costa.

Notas Relacionadas

Comentarios